strict warning: Only variables should be passed by reference in /home/biocance/public_html/modules/book/book.module on line 559.

3. Genes Supresores


3.    Genes Supresores

Ya hemos comentado que en la regulación de la proliferación celular intervienen genes que estimulan el proceso, denominados protooncogenes, y genes que controlan el ciclo celular evitando el crecimiento excesivo, a los que denominamos genes supresores.

Los genes supresores inhiben el crecimiento celular en condiciones normales. Cuando se produce una mutación en estos genes, sus proteínas no se expresan o dan lugar a proteínas no funcionantes, favoreceriendo la aparición del proceso de carcinogénesis, al no existir un control de la proliferación celular. Para que estos genes supresores adquieran su capacidad oncogénica, necesitan sufrir mutaciones independientes en ambos alelos, de manera que pierdan completamente su capacidad funcional. Como consecuencia, el crecimiento celular queda sin regulación, produciéndose una proliferación descontrolada que puede conducir a la formación de tumores. Es decir, la alteración se manifiesta con carácter recesivo. También puede ser heredada esta alteración en la línea germinal, lo que explicaría el carácter hereditario de determinados tumores, cuya frecuencia es elevada en una misma familia. En este caso, uno de los alelos ya se hereda alterado, por lo que sólo se necesita una mutación en el otro alelo, para que se manifieste la enfermedad.

Los mecanismos por los cuales se puede alterar la expresión de los genes supresores son similares a los descritos para los oncogenes.

Son numerosos los genes oncosupresores estudiados, entre los más conocidos tenemos p53, retinoblastoma (RB), DCC, MCC, APC, NF1, NF2 y WT-1.